"El periodismo del rock lo hace gente que no sabe escribir, entrevistando a gente que no sabe hablar, para gente que no sabe leer".- Frank Zappa

lunes, 28 de diciembre de 2009

The 60s Exposed - LONDON


“Beatles to Bowie. The 60s exposed” es el título de la magnífica exposición fotográfica que la Nacional Portrait Gallery de Londres inauguró el pasado 15 de octubre de 2009 y que permanecerá abierta hasta el próximo 24 de enero de 2010. La muestra, la mayor exhibición realizada hasta la fecha desde la perspectiva de los fotógrafos más conocidos que trabajaron en Londres durante la década dorada de los años 60, explora a las principales personalidades de la música pop que ayudaron a crear el llamado Swinging London. Varios centenares de fotografías, junto con una atractiva gama de recuerdos tangibles, ilustran la enorme proyección que tuvieron tanto la imagen como la música de dichas “pop stars” hasta acabar convirtiéndolas en los principales iconos de su tiempo tanto para aquella generación que vivió la época en primera persona como también para todos aquellos de generaciones posteriores que seguimos idolatrándolas.


Presentando a los músicos pop como auténticos símbolos culturales, la exposición abarca toda la década y estudia pormenorizadamente año a año desde 1960 a 1969. Empezando en plena época del rock and roll con solistas del calibre de Cliff Richard, Shirley Bassey, Frank Ifield, Adam Faith, Billy Fury, Marty Wilde, Hellen Shapiro y grupos referenciales entonces, como The Shadows, Johnny Kidd & The Pirates, Emile Ford & The Checkmates, The Tornados o The John Barry Seven hasta llegar a las postrimerías de la década prodigiosa con solistas emergentes como David Bowie, Marc Bolan y Jane Birkin o bandas psicodélicas y de vanguardia como The Move, Led Zeppellin, Pink Floyd, Fleetwood Mac, Traffic o la Incredible String Band, pasando, naturalmente, por la mayoría de nombres imprescindibles de esos años. A saber, The Kinks, The Searchers, The Yardbirds, The Who, The Small Faces, Hollies, Troggs, Gerry & The Pacemakers, Dave Clark Five, Moody Blues, The Beegees, Manfred Mann, The Walker Brothers, Spencer Davis Group, The Seekers, The Animals, Them, The Jimi Hendrix Experience o Cream, entre muchísimos más, y solistas de ambos sexos como Dusty Springfield, Donovan, Dave Berry, Georgie Fame, Lulu, Engelbert Humperdinck, Sandie Shaw, P.J. Proby, Petula Clark, John Mayall, Millie, Marianne Faithfull, Cilla Black, Mary Hopkins, Tom Jones, Twinkle, Julie Driscoll, Françoise Hardy o un enigmático Bob Dylan, de paso por la ciudad del Támesis. Pero, por supuesto, sin olvidar tampoco a las máximas figuras de la década encarnadas en esa rivalidad de aparador y de tabloides, nunca personal, protagonizada por los Beatles y por los Rolling Stones y que fotógrafos fantásticos como Dezo Hoffmann, Fiona Adams, David Bailey, Michael Cooper, Jean Marie Pérrier, Richard Avendon, Astrid Kirchherr, Gered Mankowitz, John Nelly, Robert Whitaker o Robert Freeman, entre otros, ayudaron a elevar al limbo de la fama absoluta y a mantener imperecederamente con sus imágenes legendarias además de ser testigos –cámara en mano– de su impagable evolución artística y estética.

A su lado, otros grandísimos profesionales del fotoperiodismo de aquella época, ilustres veteranos algunos o jóvenes promesas, la mayoría, como Cecil Beaton, Tom Blau, John Pratt, Peter Rand, Terry O’Neill, Linda McCartney, Angus McBean, Don McCullin, Tony Frank, Steve Hiett, Bob Collins, Colin Jones, Keith Morris, Ida Kar, Michael Joseph, Kent Gavin, Bill Francis, David Farell, Barry Fenstein, Terence Donovan, John Dove, Brian Duffy, Allan Ballard, David Bebbington, Roger Crump o David Bebbington, entre bastantes más, que trabajaron como free lances o a cuenta de grandes medios locales o internacionales como “Sunday Times”, “Daily Mail”, “The Observer”, “Daily Telegraph” o “The Independent”; pero también para prestigiosas revistas de información general como “Life”, “Time”, “Newsweek”, “Town” o “Harper’s Bazar”; de moda como “Vogue” o “Elle”, o musicales y de información juvenil como “Pop”, “Boyfriend”, “Big Beat”, “Fabulous”, “New Musical Express”, “Record Mirror”, “Oz”, “Salut Les Copains”, “Rolling Stone”, etcétera, etcétera.
De paso, el visitante también puede recrear la vista y –el que pueda- también el recuerdo porque la muestra se complementa con una excelente recopilación de memorabília a base de fundas de discos, ejemplares de muchas de las publicaciones citadas, partituras y otros gadgets de la época, además de unas cuantas piezas de moda, fruto de la imaginación y el arrojo creativo de modistos como Mary Quant, Ossie Clark, Norman Hartnell, Michael Rainey, Rupert Lycett, Pierre Cardin o Paco Rabanne que revolucionaron el mundo de la moda en los años 60 desde sus maravillosas boutiques de Londres y que tuvieron en aquellos músicos a algunos de sus principales modelos coyunturales, junto a las “profesionales” Jean Shrimpton, Twiggy, Tania Mallet, Pattie Boyd, Jan De Souza, Anitta Pallenberg, Marsha Hunt,

Todo ello viene recogido de forma preciosista en el suntuoso catálogo que la institución británica ha puesto en circulación comercial (30 libras en librerías estándares o 22 si se adquiere in situ) que reúne todo el material fotográfico expuesto y aquello que complementa la muestra y que, amén de unas reproducciones absolutamente MA-RA-VI-LLO-SAS cuenta con unas magníficas notas introductorias a cargo de Jon Savage el reputado escritor y periodista musical al que ya conocemos por estos pagos gracias a sus monografías sobre The Kinks, Sex Pistols o Joy Division. Decir, finalmente, que las tiendas del museo también harán las delicias del personal gracias a un incontable número de propuestas y de productos reunidos para la ocasión, con precios que abarcan desde lo irrisorio hasta auténticos sablazos todo ello relacionado, naturalmente, con los personajes protagonistas de la exposición.

(Copy-paste - EFE EME)

9 comentarios:

El rey lagarto dijo...

Bona nit xiqueta!

Que sorpresa la mía, pensaba que eras una eminencia en fotografía y cuando he llegado al final me he llevado un chasco con lo de EFE EME.

Si es que esas anquitas de rana dan pa lo que dan jijijijij

No había oído la versión de Bowie, muy fiel a la original.
Respecto a la exposición debe de ser una pasada, para los amantes de aquella época como yo... bufff

Aldo D. B. dijo...

Ya dije yo que debería vivir en Londres...

molespink dijo...

menos mal que sabes leer al final de las entradas.... un exceso para un monarca jeje

molespink dijo...

Cualquier dia de estos me planto alli Aldo !

El rey lagarto dijo...

Bon dia xiqueta!!!!!

Ya sabes que los monarcas tenemos siervos que nos leen, lo malo es que estoy intentando ser algo mas democrata y ahora que estoy en fase de aprendizaje suelo meter la gamba jejejejeje
Prometo ser mas aplicado jijijijiji

Besos monarquicos, apostolicos y romanos.

Rockdriguez dijo...

Me moriria por tener todo de los Beatles, ahora mi economia no anda muy bien, pero en cuando salga a flote, se que poco a poco me voy a ir haciendo con sus discos.. un beso ya he vuelto!!

medio cobain dijo...

de fotografía puede ser que sepa tanto como de beatles, por alguna razón que desconozco los de liverpool ni fu ni fa. y luego leo jon savage... de ese sí que sé algo. pero, no, ya veo que no se trata del mismo niño protagonista de aquellos maravillosos años y genial banda sonora.
cualquier excusa sería buena para escapar a londres.

salud-saludos

Il Cavaliere dijo...

Feliz año nuevo


Que se cumplan todos tus deseos

El rey lagarto dijo...

Feliz año xiqueta!

Espero que seas todo lo feliz que te mereces en este próximo 2010.

Besazos!!!